La ciudad argentina que quedó atrapada en una estafa piramidal

La ciudad argentina que quedó atrapada en una estafa piramidal

Seguramente escuchaste sobre las estafas piramidales. Son estas páginas que prometen una ganancia espectacular, pero por lo general duran un tiempo y cuando dejan de entrar nuevos miembros, los pagos se cortan y terminan estafando al participante. Entre ellas se encuentran MindCapital, Arbistar, Kuailian, Nimbus, Alcore, etc. Y luego de la caída de Ganancias Deportivas ha surgido el de Generacion Zoe


Se da la curiosidad de que hay una ciudad en el sur de Mendoza, llamada San Rafael, en la cual se ha popularizado un supuesto sistema llamado Ganancias Deportivas. Se dice que entraron más de 40 mil personas en San Rafael. Allí todos lo conocen y tienen amigos o familiares que metieron sus ahorros en la plataforma. Prometen grandes retornos en 6 meses y de paso poder renunciar al trabajo para conseguir la anhelada libertad financiera.

¿Por qué es una estafa?

Ninguna inversión en dólares o euros te ofrece 20% de ganancias mensuales sin riesgo. Las tradicionales te ofrecen un 3% anual y las criptomonedas estables te ofrecen 12% anual.


No hay apuestas deportivas porque no se puede hacer millones de pequeñas apuestas en las plataformas de ese rubro (como bet365 o bwin) ganando en la mayoría y seguir haciéndolo constantemente. Y tampoco se pueden hacer pocas apuestas con millones de euros. Esas plataformas se encargan de expulsar a pequeños usuarios por movimientos favorables o «raros».

En una entrevista en Youtube, el desarrollador del sitio web explica que no existen tales apuestas deportivas https://youtu.be/NGQsZA-0ehI. Y lo que muestran en Telegram son algunas perlitas como existen en tantos otros sitios de tipsters, pero no tienen nada que ver con el núcleo de los ingresos del esquema, que en realidad es el dinero que depositan sus usuarios.

Y tengamos en cuenta que no es posible investigar los movimientos de entrada y salida de dinero de Ganancias Deportivas porque se usan criptomonedas para esas transacciones, que es un método muy bueno porque funciona como dinero en efectivo que no se puede rastrear. La desventaja es que los usuarios no pueden reclamar por sus transferencias una vez que enviaron el dinero.

La desconfianza volvió a surgir a raíz de la caída de webs similares como Alcore y Arbistar. Todas estas páginas que dan muchísima rentabilidad pero tienen el problema de que tienen un altísimo riesgo de caer en cuanto deja de ingresar dinero de los usuarios. Funcionan con una estructura piramidal, básicamente una estafa.

¿Cómo funciona?

En estos esquemas vas ganando no sólo por lo que «invertís» sino por la gente que vas afiliando. En esta modalidad hay muchísimas webs que trabajan de esta forma piramidal. El problema de esto es que vamos ganando por referir o «patrocinar» como le llaman ellos, a la gente que vas sumando. Te van pagando un porcentaje directo del dinero que ingresan tus referidos o patrocinados.

Ellos te dicen que se hacen apuestas a niveles deportivos. Lo cierto es que nadie podría lograr tener ese nivel necesario de ingresos fijos y gigantes en ninguna plataforma de apuestas para luego repartirlo entre sus socios, ni ese nivel de aciertos.

¿Cómo terminan?

Generalmente en la historia de estas estructuras piramidales, lo que viene pasando hace es que si en la estructura de abajo no ingresa más gente que aporte, la pirámide se derrumba. Entonces, habitualmente, de la mitad de la pirámide para abajo queda la gente que pierde, y de la mitad de la pirámide para arriba queda la gente que se lleva la mayor ganancia.

Cuando la rentabilidad prometida es muy grande tengamos precaución. Puede pasarte que mañana entrás a la web y no va a estar disponible, o directamente ya no existe. Algunos te dirán que hace meses, incluso años que viene funcionando y que amigos hicieron un montón de dinero. Pero tenés que saber que existe ese riesgo. Hay gente que ha invertido muchísimo dinero. Gente que no fue bien asesorada y que pensaron que esto va a existir siempre. Las personas siguen confiando en lo que le dicen sus allegados y seres queridos. Y se sabe bien que las primeras personas que entran en los primeros meses de funcionamiento de la página, reciben muchísima rentabilidad. Si tenés la suerte de ser de los primeros que ingresó en la página, es probable que te vaya bien. Pero cuando entrás de la mitad de la pirámide para abajo, la probabilidad que lo pierdas todo es altísima.

No tiene nada que ver con bitcoin

No hay que confundir esto con la adquisición de criptomonedas y con el Bitcoin. La gente puede invertir en criptomonedas como puede ser el Bitcoin que varía su precio, o en DAI que se mantiene al valor del dólar, con total tranquilidad. Esas monedas no son una estafa, sólo hay que asesorarse sobre cómo comprarlas y usarlas. Es útil, práctico y seguro. El tema es saber y elegir bien dónde tenés guardado ese pedacito de Bitcoin. Tener tu propia billetera, etc. es bastante interesante, pero su precio se mueve minuto a minuto dependiendo de sus usuarios, es volátil. Nadie está prometiendo un porcentaje mensual. Por eso tengamos cuidado en el otro tipo de páginas que dan altísima ganancia.

También motorizado por la pandemia, encerrados y con incertidumbre laboral, estos esquemas han crecido más de lo normal. Personas que dicen “tengo este poquito de dinero, «¿qué hago? ¿Cómo lo ahorro? ¿Cómo lo cuido?«… Lo cierto es que en estos esquemas obviamente no hay manera de reclamar en caso de problemas. Y tengan en cuenta que las criptomonedas son muy difíciles de rastrear. Prácticamente imposible. Una vez que ese dinero se envió e ingresó a una billetera ya no sabe de quién es, ni dónde está. Por esa razón tengan en cuenta el riesgo.

💵 Recomiendo ver Las 7 formas de Comprar Dólares para cualquier persona en Argentina

No son los primeros

Se conoció un caso de una mujer que comentó que hizo entrar a cinco mil personas a Alcore en Italia, ella tenía contacto directo con supuestas gerentes y un viernes llamó y no le atendieron más el teléfono. Esa gente desapareció junto a millones de dólares. En esos casos no hay a quien reclamar ni a quién recurrir. No lo podés rastrear porque a ellos les enviás bitcoins y ese dinero electrónico no tiene nombre, ni apellido, ni domicilio, ni banco.

Tengan cuidado

Ese 20 o 25% de rentabilidad en un mes en dólares o euros es una barbaridad. Tengan cuidado con sistemas que dan muchísima rentabilidad. No hay inversiones legítimas que ofrezcan más de 10% al año en dólares. Y en estas estafas te ofrecen 240% al año. No pongan todos sus ahorros. Hay gente que ha vendido el auto, ingresado indemnizaciones o herencias. Otros tantos han pedido préstamos para poner más. Es una locura. Es un dinero que puede desaparecer en cualquier momento. Y nadie se los va a devolver. Tengan en cuenta que el riesgo de que se caiga es altísimo.

Video análisis de la web Ganancias Deportivas

Conversación con el creador de la web Ganancias Deportivas

Dejá tu comentario: