¿Por qué deberías ahorrar en Argentina 2021?

¿Por qué deberías ahorrar en Argentina 2021?

Cuando nos agarró la cuarentena 2020, en Argentina veníamos de inflación, devaluación continua, crisis, etc. Mucha gente se encontró sin ahorros y ahora la debe estar pasando muy mal. Y si no tenés acceso al crédito porque sos un trabajador que no está en blanco, creo que estás bastante complicado. Por estos temas es que siempre se recomienda tener un colchón de dinero, para estos imprevistos.


¿Por qué ahorrar no es popular?

El ahorro es un hábito que debe estar en todas las personas que tienen un ingreso. No concibo tener un ingreso sin un ahorro. No se publicita mucho ahorrar. Está mal visto. De hecho el sistema hace mucho hincapié en gastar de más, endeudarse, “porque la vida es una oportunidad y se te pasa”, te dicen “hacete ese viaje, sé qué queres”. Pero nadie habla del ahorro y de la importancia que tiene el ahorro.

Cuando estamos ahorrando estamos haciendo un sacrificio. Estamos sacrificando consumo presente para obtener un consumo en el futuro. Para lograr esto, se necesita una cierta madurez de la persona que lo está haciendo, de tener esa mentalidad de decir “estoy sacrificando tal cosa, me estoy privando por unos meses o años de ciertos gastos para poder en el futuro contar con esa plata”.


Trasladar el capital hacia la inversión o hacer algún gasto grande que no podemos hacer ahora será posible concretarlo más adelante. Y si no tenemos el ahorro, vamos a tener que recurrir a un crédito. Entonces tener el ahorro nos va a dar la tranquilidad de que cualquier cosa que nos pase o pase en el mundo, como una pandemia con cuarentena obligatoria, nosotros vamos a tener un colchón de dinero que nos va a dar cierta tranquilidad y nos va a permitir afrontar ciertos gastos.

Cambiar la percepción sobre el ahorro

Cuando uno trabaja, vamos a suponer el caso de alguien que gana 50 mil pesos por mes, vas todos los días a trabajar. Cuando llegás a fin de mes cobrás, agarrás los 50 mil, pagaste alquiler, luz, impuestos, comida, la cuota del auto, el seguro del auto, la patente, etc. Cuando terminás de pagar no te queda nada. Entonces trabajaste todo el mes y eso solamente te dio la posibilidad de tener un techo y una comida, que obviamente que no está mal pero al fin y al cabo, estás trabajando y le está quedando la plata al que cobró el impuesto, al supermercado, le diste la plata al que le compraste la ropa… Estás sobreviviendo.

Lo importante del ahorro es visualizarlo como algo por lo que yo estoy trabajando, pero quiero que me quede algo a mí, no quiero dejarle todo al resto. Trabajaste todos los meses y al final llega fin de año y no tenés un peso. Mínimamente hay que ahorrar el 10% de lo que nos ingresa. Si tenemos un ingreso de 50 mil pesos por mes, ahorramos 5 mil pesos cada mes. Puede parecer poco, decís ¿qué hago con eso?, ¿para qué voy a invertir 5 mil pesos? Pero eso un pensamiento muy a corto plazo y los argentinos somos muy cortoplacistas. Pero si lograras hacerlo, el primer año ya tenés 60 mil pesos. Y estoy hablando sólo de ahorrar, no de invertir.

Imagínate que vos querés tener un proyecto propio, decís yo no quiero trabajar todo el tiempo en el laburo que estoy haciendo, quiero poder hacer algo más importante, tengo un proyecto pero no tengo plata y no tengo tiempo. Si ahorrás el 10% de tus ingresos todos los meses, al cabo de 10 años vas a tener el ahorro de un año de trabajo entero. A los 10 años podrías renunciar y tener un año entero de ingresos para poder dedicarte a lo que vos quieras, solamente ahorrando el 10%. Ahora tengo todo tengo el tiempo y tengo la plata para dedicarle un año a lo que yo quiero hacer y poder sacar adelante un proyecto. Te puedo asegurar que tranquilamente podes vivir con el 90% de lo que te ingresa.

Trucos e inversión

Es imposible ahorrar en pesos 💵 Recomiendo entrar acá: Las 7 formas de Comprar Dólares para cualquier persona en Argentina 💰💸

Lo ideal sería invertir esa plata y tener una segunda fuente de ingresos. Esa es otra de las cosas que nadie nos dice ni en la escuela ni en ningún lado. Siempre nos preparan para ser un empleado y tener un sueldo, unas vacaciones y nada más. Pero nadie nos dice ¿qué pasa si me echan del laburo y yo no tenía plata y no tenía ahorros? ¿Qué pasa si en mi trabajo me recortan el sueldo a la mitad porque se viene una cuarentena que nadie la tenía prevista?

El ahorro nos puede permitir obtener una segunda fuente de ingresos cuando lo canalizas en la inversión. Si todos los meses compramos 100 dólares, o 50, en un sueldo de 50 mil pesos y vamos ahorrando esos dólares y los dejamos bajo el colchón, y llegamos a tener 10 mil, 20 mil dólares, estamos teniendo un ahorro. No estamos invirtiendo, porque esos 20 mil dólares no me están generando una renta, no me está generando nada. Están ahí y de hecho se está depreciando porque el dólar también tiene inflación. Entonces una cosa es ahorrar y otra cosa totalmente distinta es invertir.

Ahorrar está muy bien y creo que es buenísimo y es mucho mejor que no ahorrar. Pero una vez que uno ahorra y logra un monto bastante importante, tiene que canalizarlo en inversión. Puede ser inversión bursátil pero puede ser otro tipo de inversión. Puede ser abrir un negocio y tener un empleado, mientras estas con tu trabajo en relación de dependencia y así tienes dos fuentes de ingresos: una es tu sueldo y otra es el proyecto que está generando un ingreso.

No tomar créditos en exceso

Otra de las cosas a tener en cuenta es que el sistema nos ofrece mucho los planes de ahorro. Nos dice no ahorres vos porque no sabés, o porque te van a robar la plata que guardes en tu casa. Entonces te meten en un plan de ahorro de un auto, o de un departamento o un fideicomiso… no es un ahorro, porque cada cuota tiene gastos administrativos. Si ves el detalle de un plan de ahorro, va a tener la cuota pura, que es lo que efectivamente estás pagando de cuota y además, va a tener un seguro de vida, gastos administrativos, etc… porque obviamente que alguien te lo vendió y ese alguien tiene su porción.

Hay todo un gran costo atrás que estará dentro de esa cuota. Lo mismo pasa con un plan de ahorro de un departamento. Entonces no es ahorro. Porque si vos necesitás ese dinero para otra cosa, una emergencia por ejemplo, no lo tenés disponible. El ahorro tiene que tener una liquidez inmediata, el ahorro es algo que vos lo tenés ahí, que a lo sumo deberías cambiar de moneda para poder gastarlo.

Otra de las cosas también que le pasa a la mayoría de las personas es decir «tengo esta plata no sé qué hacer ¿Me compro un auto, me compro una moto? porque después va a subir entonces yo así estoy ganando plata». Cuando uno está comprando un auto 0km, una moto, el primer día que lo saca de la concesionaria está perdiendo entre el 30 y el 40% del valor de ese auto. Estamos pagando un millón de pesos por un auto, lo sacaste el primer día vale 300 mil pesos menos, entonces la verdad no estás ahorrando nada. Después tienen que pagar patentes, seguro, cochera, mantenerlo, cambio de aceite, cambio de ruedas. Es un gasto enorme.

La tarjeta: otro problema

La tarjeta de crédito es otro arma de doble filo. Es una herramienta muy importante, una excelente herramienta, pero hay que tener la cabeza muy fría a la hora de utilizarla. Primero porque la tarjeta de crédito da la facilidad de poder comprar un montón de cosas que no podés comprar con tu actual nivel de ingreso. Y toda la publicidad que vemos siempre te incita de tratar de pagarlo en cuotas.

Llega un momento en el que ves el precio de un televisor pero solo estás viendo el primer pago. Entonces estás feliz, te llevás tu televisor, pasaste la tarjeta, y después empiezan a llegar las cuotas. Y llega un momento en donde tenés un gran porcentaje de tu sueldo que se va en la tarjeta de crédito. Llega un momento en que no podés pagar más. Y ahí tenés pagar el mínimo de la tarjeta de crédito. Cuando pagas el mínimo, las cuotas restantes te las van a financiar a una tasa altísima.

Es cierto que cuando la inflación es demasiado alta, la tasa de las cuotas de la tarjeta puede ser menor y se licua el pago. Pero de todas formas, en términos generales hay que tener mucho cuidado con la tarjeta de crédito, con entrar en ese círculo vicioso de las cuotas, porque llega un momento en que mirás para adelante y tenés 70 cuotas por pagar y decís: tengo que trabajar de acá hasta cinco años siguientes porque tengo que pagar todo esto.

Otras cosas es no confundir la tasa interna de retorno (TIR). A la hora de pedir un préstamo hay que pedir si o si el costo financiero total (CFT). Esa va a ser la tasa que realmente vas a pagar por el préstamo.

Consejo para pensar tu estrategia

Vamos al ejemplo, si ahorro el 10% todos los meses. Si empiezo a aumentar mi ingreso porque mi trabajo va mejor, tengo un negocio o una segunda fuente de ingreso y paso a ganar el doble, es lógico que si sigo guardando el 10% ahora voy a estar ahorrando el doble del monto anterior. Pero ya hemos comprobado que se podía vivir con menos.

Entonces lo ideal sería que si uno aumenta su ingreso, pueda aumentar el porcentaje que destina el ahorro, por lo menos a un 20%. Te diría en ese caso trata de aumentar lo que ahorrás al 40% y vivís con el resto. Es muy importante tratar de aumentar el ahorro lo máximo que uno pueda.

Ante las catástrofes económicas que se pueden dar en Argentina, es mejor está preparado.

Dejá tu comentario: